Archive for abril, 2010

¡Qué Envidia Me Dan Los Británicos!

Lo digo sin acritud, aunque con un sentimiento de decepción más que evidente. Un malestar crónico que no está inspirado por sus triunfos, de los cuales me alegro y hasta me siento orgullosa [por eso de que, aunque traten de disimularlo, también son europeos], sino por nuestros fracasos.

Quien me conoce y me ha leído sabe que me gusta ser española [y muy especialmente europea] y que, aunque soy consciente de nuestras numerosas limitaciones en el ámbito de la política, también nos considero capaces de superarlas y de salir adelante. Algún día.

Soy tan imprecisa porque, incluso una optimista como yo, hay días en los que no puede evitar dudar de todo e impacientarse. Me imagino que, hasta cierto punto, es una reacción normal si tenemos en cuenta que “THE HOPE” no llega a nuestro país, se hace de rogar y, encima, aterriza en otro territorio cuando menos se la espera.

Hace un par de años llegó en forma de vendaval a Estados Unidos, de la mano del actual presidente Barack Obama, y ahora como una ventolera en Reino Unido, con un desconocido Nick Clegg que, aunque tenga muy complicado llegar al 10 de Downing Street, ha conseguido despertar a la sociedad británica y lo más importante: ha traído bajo el brazo una nueva alternativa a los programas laborista y conservador.

De ahí mis suspiros de España. Vale que no hablamos el inglés y que en vez de “THE HOPE” lo que tendríamos que albergar sería “la esperanza”. Pero, entiéndanme ustedes, tal y como está el panorama no quiero perspicacias, ni confusiones. Y, conociéndonos todos, es lo que puede generar apelar a un sentimiento que se llama igual que una política que encarna todo lo contrario de lo que su nombre significa.

Casi un trabalenguas, aunque imagino que saben por dónde van los tiros. En cuanto a mis lamentos, tienen que ver con las preguntas que seguro que muchos de ustedes también se formulan: ¿Para cuándo una alternativa? ¿Para cuándo el adiós definitivo a los líderes políticos de hoy? Permítanme que después de decir algo así haga tres honrosas excepciones: Alfredo Pérez Rubalcaba, Carme Chacón y Alberto Ruiz-Gallardón. El resto contaminan el ambiente, lo crispan y, después, lo enrarecen.

Y, claro, en estas circunstancias se echa de menos un tercero en discordia. Un Obama o un Clegg a la española, capaz de hacernos respirar aire fresco. Porque alguien dispuesto tiene que haber. Alguien que se haya dado cuenta de que esto tiene que cambiar. Alguien que ocupe, aunque sea, la tercera posición de un podio que hoy por hoy está vacía y lo que es peor: que carece incluso de aspirantes.

22 abril 2010 at 21:16 1 comentario


Tú Opinas

Sígueme en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Calendario

abril 2010
L M X J V S D
« Mar   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930